Absolut la historia del éxito de una gran marca

cris torres 23 abril 2010 0

Olsson Smith fue el gran fundador de lo que en nuestros días se convertiría en una de las marcas mas conocidas de vodka alrededor del mundo, y sin duda una de las mas creativas en cuanto a comunicación corporativa se refiere.

Primeros pasos

Todo empezó en el S XIX. Las principales innovaciones en cuanto a comunicación y marca se produjeron ya en 1879, puesto que fue ahí cuando Olsson Smith creo elque seria el modelo a seguir en cuanto a forma de producir el producto hasta nuestros días. Consiste en un método llamado destilación continuada que permite eliminar las impurezas del vodka. En este ano el creador lanza Absolut rent Bränvin (Vodka Absolut puro), lo que significo el establecimiento de las bases de la marca que conocemos hoy.

Rumbo a América

Un siglo después de la creación de Absolut rent Bränvin la marca empieza a plantearse su lanzamiento en el mercado norteamericano, caracterizado por ser el mas numeroso, pero también el mas competitivo de la época. Aunque existieron ciertas barreras al principio, la principal de ellas caracterizada porque el consumidor asociaba a Rusia como “inventor” del vodka, por lo que porque comprar un vodka sueco, era la principal pregunta que se hacían la mayoría de los grandes importadores. Sin embargo, las circunstancias históricas ayudaron a la marca y en 1979, el signo de calidad de la marca junto al sentimiento “antiruso” en los EE.UU, permitieron que la marca se introdujese en el mercado americano de la mano de Carillon Importers Ltd. Hoy en día, la marca es la tercera en el ranking mundial de productores de bebidas espirituosas.


vodka

El packaging: una apuesta innovadora

Pero Absolut no seria lo que es si no fuese por el principal atractivo visual que muestra al consumidor: su botella. El salto al mercado americano, fue el punto clave para buscar el nuevo diseño de la marca. Se evaluaron muchas posibilidades, pasando por el origen sueco de la marca, por la imagen de un vikingo que conquistaba el mundo, uso de símbolos rusos o una etiqueta llena de signos suecos. La elección la conocemos todos, finalmente el diseño ganador que se convirtió en el símbolo de la marca hasta el día de hoy, fue inspirar el producto en las antiguas botellas medicinales suecas del siglo pasado. En cuanto a la etiqueta, se decidió no utilizarla para enfatizar la idea de la pureza del vodka.

Lo demás ya es conocido, Absolut es hoy en día sinónimo de una gran marca que busca la innovación en sus campanas publicitarias y que mantiene vivas las bases que hace mas de un siglo asentó su fundador Olsson Smith.