Influencia de la economía

Pablo 8 julio 2014 0


empresas_jobjust4u

La influencia de la economía en la dirección estratégica es fuente de alguna de estas restricciones. La teoría económica supone la flexibilidad de las empresas, la racionalidad de la acción colectiva y la homogeneidad de las creencias entre las empresas del sector, entre otras premisas de dudosa veracidad en la realidad.

Las empresas no siempre reaccionan con prontitud a los cambios en el entorno. Cambiar la estrategia, la estructura y los procedimientos organizativos son difícil, costoso, arriesgado y necesita tiempo. La implantación de una innovación presupone la adopción de la innovación, la decisión, que suele tomar los directivos de mayor nivel, de que los empleados utilicen la innovación en su trabajo. El fracaso sucede cuando los empleados utilizan la innovación con menos frecuencia, menor consistencia o con menor asiduidad de la que se precisa para conseguir los beneficios potenciales de tal innovación.

La falta de flexibilidad y de disposición al cambio se denomina inercia. Es la persistencia firme de las formas y funciones actuales. Si las formas son eficientes, la inercia es beneficiosa. La inercia organizativa no es sólo un problema de implantación, puesto que si la empresa carece de flexibilidad, la formulación de la estrategia corporativa y de la estrategia de producto – mercado se altera de manera fundamental. La estrategia de la empresa debe considerar la inercia interna de la empresa y no crear nuevas inercias injustificadas.

Las metas establecidas, la forma de autoridad, la tecnología básica y la estrategia de mercados dificultan el cambio en elementos más periféricos. La explicación de la inercia en la teoría evolutiva se basa en la racionalidad limitada, las rutinas y lo tácito, consideran que las habilidades y capacidades de las organizaciones se basan en sus rutinas para realizar tareas. La inercia es el estado natural, puesto que las empresas sólo pueden hacer aquello para lo que han desarrollado rutinas.