La publicidad subliminal y la historia de Coca-Cola

cris torres 15 mayo 2010 0

 

La publicidad subliminal es aquella que mediante el uso de imágenes y sonidos emitidos bajo los umbrales de lo consciente de la percepción humana, incitan al consumo de un producto o servicio; o bien, lo publicitan de algún modo.

 

Amparo jurídico en España

 

La ley General de Publicidad 34/1988 del 11 de noviembre de 1988 estipula sobre este tema, en el artículo 7 que: “A los efectos de esta Ley, será publicidad subliminal la que mediante técnicas de producción de estímulos de intensidades fronterizas con los umbrales de los sentidos o análogas, pueda actuar sobre el público destinatario sin ser conscientemente percibida”.

 

Salto a la fama con Coca-Cola

 


La fama de este tipo de publicidad aparece cuando James Vicary hizo, en 1957 su experimento en el cuál introdujo mensajes de microsegundos durante la proyección de “Picnic” en los que se incitaba a beber Coca-Cola y a comer palomitas.

 

Los datos del aumento en las ventas de estos productos resultaron ser un fraude, puesto que se habían manipulado los números y el tamaño de la muestra no era lo suficientemente representativo como para generalizar que ciertamente fuese por dicha publicidad que se aumentasen las ventas. Además, más tarde se desveló que en dicho cine, la única bebida que se vendía era la Coca-Cola, situación más que iverosímil en el aumento de las ventas de dicho producto.

 

Si bien la publicidad subliminal está prohibida por ley, no es Coca-Cola el único ejemplo de cómo evadir “sutilmente” este hecho. En este link se recogen algunas de las más conocidas campañas subliminales políticas.