Propaganda subliminal o cómo conseguir votos alegando al incosciente

cris torres 10 mayo 2010 0

La propaganda subliminal es un hecho. Y no creáis que se reduce a aquellas campañas de menor importancia. No. En realidad es algo que existe desde que un buen día la Coca Cola inició aquel experimento en el que “probó” la publicidad subliminal y, desde entonces se aplica a pesar de ser una forma de comunicación ilegal.


Uno de los casos más sonados ocurrió en EE.UU, en la campaña electoral de G. Bush en el 2000. Como táctica se introdujo la palabra “Rats”,que apenas era perceptible, dada su escasa permanencia en pantalla, en el anuncio de Al Gore, candidato a la oposición en aquel momento. Las reacciones no se hicieron esperar, y se solicitó la eliminación de dicha campaña además de disculpas, que nunca se hicieron efectivas, puesto que se negó que aquello fuese lo que parecía. En territorio español, los políticos también echaron mano de estos artilugios, como ocurrió en el caso de la campaña del PSOE, en el que se colaron sus siglas durante unas imperceptibles micromilésimas de segundo en la emisión del gol de Butrageño en el partido del mundial de México en el que España venció a Dinamarca. 

 

Imagen de previsualización de YouTube