La publicidad y lo simple

Marta 26 abril 2013 0



Si tomamos los períodos históricos en los últimos años por la evolución económica temporal correspondiente a tramos, por ejemplo de cinco años, y de manera directa los analizamos confrontándolos con los modelos publicitarios correspondientes a cada uno de estos tramos vamos a descubrir, puede que incluso con alguna sorpresa, como efectivamente los modelos publicitarios han evolucionado de manera constante en función de la realidad económica, pero, curiosamente, no tanto desde una perspectiva de reflejo de dicha realidad sino de acomodo de los mensajes emitidos.

Si tomamos como ejemplo la publicidad de productos financieros, descubriremos que por ejemplo en nuestro país en los años de bondad económica la incidencia publicitaria sobre dichos productos se ceñía en muchos casos a los beneficios directos en forma de bonificaciones, promociones, regalos, etc. así como a la asociación de dichos productos con elementos punteros como podrían ser deportistas de élite, grandes acciones sociales, etc.

Si trasladamos ese análisis a la publicidad actual de los productos financieros, por ejemplo en el caso de las plataformas de inversión en Internet orientadas por ejemplo a la contratación de fondos garantizados, o de futuros Ibex, vamos a descubrir que además de potenciar de manera clara las bondades de los productos en lo relativo a gastos y comisiones, la publicidad incide de manera notable en el modelo de uso de dichas plataformas; en la manera en la que el usuario se relaciona con los productos, en definitiva en la experiencia práctica que aporte sencillez y claridad.